Bombarda y Pifano – Errabundi Musici

Bombarda y Pifano

Bombarda y Pifano

Bombarda: Este instrumento también nace en la Edad Media y se utiliza, así como la Piva y el Pífano, hasta el Renacimiento italiano, pasando a ser de instrumento tocado por las calles a instrumento de la Corte, al igual que los dos primeros. Su función era la misma que la del Pífano, es decir ser acompañada por la Piva durante la ejecución de una pieza musical. Tocar la Bombarda cansaba más todavía que tocar el Pífano. Este in strumento de hecho tiene un tamaño mayor: por eso el aire tiene que recorrer un tramo más largo y además las proporciones de la lengüeta también son diferentes. Su tonalidad es en do. Su escala musical y su digitación son diferentes con respecto al Pífano (lo que tienen en común es el número de agujeros a lo largo del cuerpo del instrumento), pero por lo que atañe su fabricación se respetan los mismos principios. Las lengüetas pueden ser de caña o de material sintético, los tipos de madera más utilizados son el Boj, el Sorbus(italiano o francés), o el Peral, que se utiliza muy a menudo para fabricar el pabellón del instrumento, que a diferencia del pabellón del Pífano, se puede desencajar.

 

 

Pífano: El Pífano, así como la Piva, nace en la Edad Media y recorre su mismo camino histórico. De hecho la Piva podía ser tocada sola (los bordones constituyen ya de por sí un acompañamiento), o con otras Pivas, o ser acompañada por el Pífano. Este instrumento puede ser considerado como un antecesor del Oboe, tanto por su forma como por la lengüeta doble que utiliza. El Pífano es idéntico al tubo melódico de la Piva, tiene su misma tonalidad (sol), la misma extensión y sigue la misma digitación. La única diferencia es que el aire es introducido directamente por el músico en el instrumento, ya que no tiene ningún odre. Durante las interpretaciones la melodía consistía en un diálogo entre los dos instrumentos; por una parte la Piva, con la que se tocaba una pieza entera, desde el principio hasta el final; por otra parte el Pífano, que se tocaba en determinados momentos de la ejecución. Esta manera de utilizar el instrumento exige una considerable presión del aire, y esto conllevaba un esfuerzo enorme por parte del músico.  A este respecto es interesante citar algunos textos, según los que los tocadores de Pífanos y Bombardas llevaban durante sus interpretaciones una especie de mascarilla agujereada cerca de la boca, que les servía de soporte para poder tocar el instrumento. Los tipos de madera utilizados en la fabricación del Pífano son los mismos que se utilizan para la Piva.